Anubia barteri var barteri (25 cm)

Anubia barteri var barteri (25 cm)

$25.00

Quantity
Categoría:

Nota: Precio oferta aplica a una planta sin maceta.

Biología y ecología.

Forma: Planta rizomatosa, con hojas coriáceas y brillantes de larga duración (varios años), alternas, de amplio limbo en el que se marcan ligeramente los nervios dispuestos de forma pinnada, pecíolo que en su base abraza el tallo. Raíces larga, más o menos curvada y con ramificación simple, que pueden hundirse más o menos en el substrato y que adhieren bien la planta a substratos duros.

Forma de propagación: Mediante trozos del tallo (rizoma) que contengan de 2 a 3 hojas como mínimo. Mejor romperlos que hacerles un tajo con un utensilio cortante. Normalmente no necesitan cuidados especiales para cicatrizar la herida, que no suele infectarse. Los tallos muy viejos que han sufrido varias amputaciones (fragmentaciones para multiplicarlas) pueden degenerar.

Abono: Cualquier abono comercial que tenga macro y micronutrientes, proporcionar de acuerdo a las indicaciones de la etiqueta, considerar el tamaño del acuario. Si hay una falta de micronutrientes esta planta se verá afectada y las hojas se volverán de color pálido. Para inducir la floración y reducir aún más las algas punto bajo iluminación intensa, los niveles de fosfato deberían elevarse a cerca de 2 ppm.

Poda: Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral.

Necesidades lumínicas o Iluminación: Barteri var. barteri es muy tolerante incluso en malas condiciones de crecimiento. Aunque la mayor iluminación y suplementos de CO2 no promover un crecimiento más rápido y más grande, puede crecer a la luz muy tenue (menos de 2 watts por galón) sin inyección de CO2.

Demandas de luz: 0,25 vatios por litro
Demandas de CO2: 3-5 mg por litro

Se recomienda una iluminación baja, para evitar que las hojas se cubran de algas, la iluminación de nuestro acuario debe de ser baja. Si tenemos mucha luz, debemos colocarla donde tenga sombra (en los costados del acuario, debajo de plantas más altas).

Necesidades de mantenimiento: Es especialmente hermoso cuando se contrasta con plantas de textura suave como los musgos, hepáticas, y diversas plantas tallo con hojas finas. Debido a la textura coriácea de las hojas, también es muy adecuado para la ambientalización de los acuarios de cíclidos normalmente marcado. Sin embargo, otro lugar para esta planta es el paludario, donde prospera fácilmente en cultivo semi fuera del agua.

Es una planta que no requiere de cuidados especiales, simplemente con el mantenimiento básico del acuario (cambios de agua semanales). Prefiere zonas de poca luz, aunque es capaz de adaptarse a un entorno bien iluminado, en el que crecerá sin problemas.

A la hora de plantar no se le debe enterrar el rizoma. Simplemente hay que posicionarla y, como mucho, enterrar ligeramente las raíces. Es una planta perfecta para atar en cualquier objeto decorativo y que enraíce en el. La larga duración de sus hojas las hace propensas a cubrirse de algas si el acuario sufre invasión de éstas; en todo caso, al ser hojas duras, permiten una limpieza manual fuera del acuario e incluso tratamientos químicos suaves si fueran imprescindibles.
Se puede hacer un cultivo emergido, necesitando para ello una alta humedad ambiental.

En el acuario no es apreciada por los peces herbívoros, que en todo caso sólo comen las hojas más jóvenes, sobre todo cuando se están aún desarrollando y desenvolviendo. Si los peces están bien alimentados en general respetan también los nuevos brotes (algunos cíclidos no respetan nada).

Cultivo: Su crecimiento es lento y las hojas sobreviven durante varios años. El mejor resultado se consigue mediante la siembra en una piedra o raíz del árbol. Si se planta en la parte inferior del rizoma no debe cubrirse, ya que tiende a pudrirse. Florece con frecuencia bajo el agua. No es comida por los peces herbívoros.

Se debe colocar la anubia directamente sobre la grava, dejaremos el rizoma (tronco) flotando o semienterrado si no, el rizoma se va pudriendo y la planta acabará muriendo.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: cuando la planta muestra cambios de colores, de purpura a amarillentas y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Estas se pueden aniquilar, no son “peligrosas” y tienden a desaparecen a partir del primer mes (relativo y variable, depende de varios factores). Las algas más “peligrosas” tienen una consistencia mayor y se adhieren fuertemente a las plantas, troncos o sustrato. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2. Sólo cuando no se logra el equilibrio biológico necesario para que las plantas se desarrollen correctamente (mecánicas, químicas, biológicas), las algas aprovechan las condiciones del medio para asentarse.

Es una especie resistente al ataque de plagas y algas, porque sus hojas son coráceas y muy fuerte, si tiene las condiciones apropiadas para crecer, nutrirse y desarrollarse, no pasara nada, pero si se descuidan los factores químicos y parámetros del acuario, podría presentar problemas con las algas.

Clasificación y Taxonomía:

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Subdivision:
División: Angiospermas
Clase: Magnoliopsida
Subclase:
Orden: Alismatales
Familia: Araceae
Subfamilia:
Género: Anubias
Especie: A. barteri
Nombre binomial: Anubias barteri
Variedad: Barteri

Parámetros físico, químicos y biológicos:

Temperatura: 20 – 28 ºC

pH: 5.5 – 8.5, de blando a duro, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH: 6-13, de muy blanda a dura se desarrolla mejor en aguas medias.

Condiciones del agua: La dureza del agua y los niveles de pH no son un problema con esta especie. Sin embargo, esta Anubias sp. no aprecian el buen flujo de agua sobre las hojas, especialmente en condiciones de alta luz donde el flujo de agua ayuda a inhibir las algas en las hojas.

Tipo de sustrato: Tronco o rocas, sujeta en sólidos (piedras o madera). No debe enterrarse en el sustrato ya que la planta se moriría.

Bio-indicadores: Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Exceso de Hierro: Indica presencia de algas rojas, tapizan las hojas como un césped de largo mediano, son verde claro y muy tupidas. No se pueden remover manualmente.

Zona del acuario: A diferencia de la A. igualmente popular barteri var. nana, esta subespecie tiene una tendencia a crecer hacia arriba como un árbol en lugar de a lo largo del sustrato o superficie creciente.

Dificultad del manejo: Fácil, recomendada para principiantes. Es una planta que no requiere de cuidados especiales, simplemente con el mantenimiento básico del acuario (cambios de agua semanales). Prefiere zonas de poca luz, aunque es capaz de adaptarse a un entorno bien iluminado, en el que crecerá sin problemas.

Fuente: https://acuarioadictos.com/anubias-barteri-var-barteri/

0

TOP

X